¿QUÉ SUEÑAN LOS CIEGOS?

ciego_g.gifA mí es una pregunta que me parece bastante curiosa. Imagináos que nunca habéis podido ver nada, ¿sería la mente capaz de hacernos soñar con imágenes?.

He estado buscando información al respecto y la verdad es que no queda nada claro. De todos modos la mayoría de los estudios neurocientíficos cognitivos coinciden en muchas cosas.

Uno de los estudios más conocidos sobre el tema ha sido realizado por José Carlos Dávila, profesor de Biología celular de la UMA.

“Si estamos hablando de ceguera congénita (ciegos de nacimiento), la respuesta más razonable sería que los sueños de dichas personas estarían impregnados de sensaciones táctiles, auditivas e incluso cinestésicas (sensación de movimiento), pero carentes de contenido visual. La explicación a esta ausencia de sueños visuales es, o al menos así se pensaba, que las personas ciegas de nacimiento nunca han tenido ninguna experiencia visual y que por ello su cerebro no puede generar ningún tipo de imagen mental (se piensa que los contenidos visuales de los sueños se generan por la activación de ciertas áreas corticales “visuales”, donde está contenida la información de las imágenes).

A pesar de que ha habido numerosas indicaciones de sueños visuales en sujetos ciegos de nacimiento, éstas estaban basadas en declaraciones subjetivas, difíciles de demostrar objetivamente. Un reciente experimento realizado por H. Bértolo y colaboradores, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Lisboa, parece poner de manifiesto la presencia de sueños con contenido visual en individuos ciegos de nacimiento (Bértolo et al., Cogn. Brain Res. 2003). El método usado por estos investigadores para determinar si había contenido visual en los sueños consistió en realizar registros de la actividad cerebral (electroencefalograma, EEG), mientras los sujetos estaban dormidos. El análisis realizado por Bértolo y colaboradores está basado en la asunción de que el patrón de activación cortical durante los sueños con contenido visual es similar al que ocurre durante la formación de imágenes visuales. Analizando los registros del EEG, obtenidos a partir de las regiones parietal y occipital durante la fase de movimientos oculares rápidos (también denominada fase REM, que es la fase del sueño durante la cual se tienen los sueños), observaron un patrón de activación cortical que indicaba la presencia de contenido visual en los sueños. El estudio se completaba despertando al sujeto experimental tras el registro y preguntándole por lo que recordaba de lo que había soñado. Lo más sorprendente de todo no fue que dichas personas recordaran algún contenido visual en sus sueños (además de componentes táctiles o auditivos), que podían describir verbalmente, sino que también eran capaces de hacer representaciones gráficas de su contenido, en forma de dibujos esquemáticos parecidos a palmeras, soles, nubes, e incluso figuras humanas, aunque de formas muy sencillas.

La principal conclusión de este estudio sería, por tanto, que en los sueños de los ciegos congénitos habría activación de ciertas áreas corticales responsables de las representaciones visuales. ¿Cómo podría explicarse, en términos de la anatomía funcional del cerebro, la activación de áreas corticales “visuales” en sujetos que nunca han visto? Para intentar responder a esta pregunta habría que hacer un breve recordatorio de nuestra interpretación actual de la función visual.

La visión (percepción visual) tal y como la entendemos los humanos es un proceso realmente complejo que conduce a la formación de imágenes mentales que representan el espacio visual en cada momento. Ese espacio visual está lleno de una ingente cantidad de información, incluyendo variedad de colores, formas, movimiento o profundidad. Toda esa información es procesada por el sistema visual y analizada de forma separada por ciertas estructuras del cerebro. Se habla de una vía “visual” (ruta seguida por la información visual) que va desde la retina (donde se encuentran los fotorreceptores) hasta el núcleo geniculado lateral del tálamo y desde aquí hasta la corteza visual primaria. Aunque existen otras vías visuales, a ésta se le identifica como la vía de la visión, es decir la responsable de la percepción visual. La formación de imágenes mentales, sin embargo, no ocurre cuando las señales nerviosas llegan a la corteza visual primaria. Ésta es tan solo la primera etapa de procesamiento de la información visual a nivel cortical. Desde esta corteza primaria se mandan señales a otras áreas corticales (denominadas de orden superior), también “visuales” pero en las cuales se analizan aspectos más complejos de dicha información. Por decirlo de manera sencilla, en las cortezas visuales de orden superior comienza a combinarse toda la información proveniente del espacio visual (color, forma, o profundidad) para formar una percepción consciente y coherente. Para hacernos una idea más cercana a la realidad baste con decir que en primates (cuyo sistema visual es bastante parecido al de humanos) se han descrito más de 30 áreas corticales “visuales” diferentes. Así pues, percibir un objeto determinado o imaginar ese objeto sin verlo implica la activación de ciertos circuitos nerviosos distribuidos a lo largo de esas áreas corticales visuales, con un patrón espacio-temporal específico. Nada parecido a la idea que tienen algunos de que el escenario visual se proyecta a modo de �foto� sobre el cerebro.

Es por tanto la activación de ciertas regiones corticales la que determina la visión y, en condiciones normales, esa activación ocurre cuando los estímulos visuales alcanzan la retina y desde aquí el tálamo y la corteza visual. Esta activación es necesaria desde etapas tempranas del desarrollo para que ocurra una maduración correcta de los circuitos nerviosos y se dé una visión normal. Si no hay activación de esas regiones visuales, como es el caso de los ciegos de nacimiento, esas áreas no se desarrollan normalmente y pierden su función “visual”, con lo cual no se pueden formar imágenes mentales (o al menos así se pensaba).

¿Qué ocurre con aquellas áreas corticales visuales que no reciben los estímulos visuales para los que estaban destinadas?

Los estudios de privación sensorial realizados en animales sugieren que puede existir una reorganización de los circuitos corticales implicados en el análisis de la información sensorial. Este tipo de experimento consiste en privar de un determinado sentido al animal, la visión en este caso (cerrándole los ojos, por ejemplo), en etapas muy tempranas del desarrollo postnatal. En estos experimentos se observa que aquellas regiones de la corteza cerebral que estaban destinadas a recibir impulsos de naturaleza visual, y convertirse por tanto en áreas visuales, al no ser estimuladas por señales provenientes del ojo se ven colonizadas por axones provenientes de regiones adyacentes, que están especializadas en recibir señales de otras modalidades sensoriales. Esta reorganización intermodal podría implicar que las áreas genéticamente determinadas a convertirse en áreas visuales son reconvertidas a áreas auditivas o somatosensoriales cuando hay una ausencia completa de estimulación sensorial visual.

Es probable que este tipo de reorganización de los circuitos nerviosos ocurra en aquellas personas que nacen sin ver, por lo que las otras modalidades sensoriales (tacto y audición, especialmente) disponen de una mayor superficie cortical para expandirse. ¿Es por ello por lo que las personas ciegas tienen muy agudizados los otros sentidos? Más que probable.

Esta reorganización, sin embargo, no explicaría el hecho de la formación de imágenes mentales, aunque rudimentarias, en ciegos congénitos. Ciertamente podría conseguirse la activación de las áreas visuales por otros estímulos no visuales (táctiles o auditivos), pero esa activación no debería conducir a la formación de imágenes. Si las personas ciegas de nacimiento experimentan algún tipo de sensación visual (aunque sea en sueños), sin haber tenido nunca una experiencia visual, la explicación más probable es que ciertas regiones corticales estén determinadas para formar imágenes cuando son activadas, independientemente de dónde provenga la señal”.

Existen otros estudios en los que además nos ofrecen testimonios de personas ciegas (recogidos en el año 2003. Algunos nombres son seudónimos):

Angela Marín. 27 años. Ciega total de nacimiento.

“Generalmente mis sueños se repiten y la gente con la que sueño también se repite. Sueño que estoy con mis papás o que estoy en la casa o en el carro o caminando con mis amigos; en mis sueños no los veo, pero sé que están allí y me hablan y yo los escucho.
Una vez soñé que estaba viajando al Cuzco en un avión en compañía de mi hermana y unos amigos. Y yo les decía:

– Pero ¿cómo vamos a llegar? Es posible que nos afecte la altura.
Y ellos decían:

-No importa. Anímate y vamos. Si tenemos problemas nos regresamos.
En mis sueños no veo pero en ocasiones puedo oler. También una vez soñé que comía y podía oler y saborear la comida”.

Seudónimo: Fernando, 29 años. Ciego desde los 9 meses de nacido, con ceguera total.

“En mis sueños nunca veo, pero puedo escuchar, hablar e incluso oler. Asimismo, muy pocas veces sueño que camino por la calle con bastón, sin embargo, en la vida real lo hago muy seguido.
Algunas veces he soñado que converso u oigo hablar a personas cuyas voces en realidad nunca he escuchado. Por ejemplo, a los 6 años soñé que hablaba con una niña y como es obvio, oía su voz, sin embargo, en la vida real nunca la escuché, sino que sólo me hablaron de ella. En el tiempo en que leía la famosa novela El conde de Montecristo, soñé que hablaba con una mujer que aparecía entre los personajes de dicha obra, y a pesar de que en verdad era un personaje novelesco y ficticio, en mi sueño pude oír la voz de la dama.
Cierta vez soñé que me encontraba en la playa con unas amigas que conocía solamente en mi sueño. Yo estaba conversando con ellas alegremente cuando vino una ola gigantesca, pero antes de que la ola llegara hacia mí, fui levantado en el aire por una especie de ventisca; pude sentir claramente cómo aquel fuerte viento me levantaba y así permanecí en el aire como 7 o 10 segundos. Luego caí lentamente en un murito que estaba muy cerca de la playa, donde estaban mis amigas, las cuales estaban haciendo breves comentarios sobre lo que me había pasado. Luego seguí hablando con ellas, feliz e ileso”.

Lucio Suárez Sánchez. 30 años. Ciego total desde los 17 años.

“A veces sueño viendo y a veces sueño como ahora, es decir, sin ver, pero puedo escuchar.
Generalmente en los sueños en que veo estoy en cualquier lugar pero en un ambiente donde es noche, y muy pocas veces sueño viendo de día. También en mis sueños puedo ver a gente que he conocido después de que perdí la vista y las veo según las descripciones que la gente me hace de ellas y hago en mi mente una especie de proyección visual inconsciente de los rostros”.

Aquí podéis encontrar más testimonios.

**FUENTES: Infociegos, encuentros uma

Anuncios

14 Responses to “¿QUÉ SUEÑAN LOS CIEGOS?”


  1. 1 tunce mayo 23, 2007 en 9:05 pm

    Muy curiso si señor, nunca me lo habia preguntado

  2. 2 morenin mayo 23, 2007 en 11:23 pm

    que cosa mas curiosa, tiene que ser jodido pienso yo.

  3. 3 vichy mayo 23, 2007 en 11:36 pm

    yo parto de la base de que ningun experimento fisico va a desembocar en saber como y que estamos soñando. Por tanto solo tenemos teoria y testimonios de invidentes. Mi teoria es que solo podemos pensar aquello que tenemos experiencia. Esto no quiere decir que no veas caballos alados, pero esto no deja de ser otra cosa que combinacion de lo que percibimos. Platon decia : “no es lo mismo andar que los pies”. descartes dividia sus ideas entre adventicias, facticias e innatas esto tambien vale para los sueños ( yo no creo en el innatismo)

  4. 4 Yago mayo 24, 2007 en 12:11 am

    Vamos por partes. Si leemos el post atentamente nos damos cuenta de que los ciegos de nacimiento no sueñan viendo (lo dicen ellos mismos). Sin embargo los ciegos que se quedan despues del nacimiento si que pueden soñar con imágenes.
    Discrepo en lo que dice Vichy de que la ciencia no puede saber como estamos soñando, de hecho estan claramente definidos los estadios del sueño y las fases del mismo (se estudian mediante la polisomnografia entre otros metodos). No nos dice qué soñamos pero si nos dice si lo estamos haciendo. Si no crees en el innatismo estas dando la razon a estos estudios que se basan en la experiencia, en experimentos, en ciencia.

  5. 5 Guille mayo 24, 2007 en 9:47 am

    Nuevamente un post muy currado y curioso. Yo tampoco pienso como vichy, estoy mas con Yago. La ciencia es mucha ciencia

  6. 6 Gus mayo 24, 2007 en 11:12 am

    Curioso y algo que no me habia planteado nunca. Muy bueno de nuevo rucky

  7. 7 Diego Klimovic mayo 24, 2007 en 2:28 pm

    Yo pienso que para formarnos imagenes en la mente tenemos que haber tenido experiencia, en ese sentido estoy con Vichy. Ahora bien, tambien la ciencia nos ayuda a conocer si soñamos o no durante la noche como dice Yago.
    Vichy dice que no cree en el innatismo pero yo creo que si uqe hay cosas que son innatas en el ser humano, por ejemplo la necesidad de comunicación, el llanto, la risa, la necesidad de alimentación, etc…
    De todos modos es un debate muy interesante.
    PD:Creo que es la primera vez que pienso lo que escribo en este blog jajaja

  8. 8 Alejonix mayo 24, 2007 en 5:28 pm

    Yo creoque si no han visto no pueden soñar con imaganes pero eso es diferente a no tener cosas innatas; nadie nos enseña a sufrir por ejemplo, la idea del sufrimiento no se aprende, no porviene de ninguna experiencia previa. Sin embargo las imagenes si, hemos de ver para conocer.

  9. 9 beiro mayo 24, 2007 en 11:48 pm

    yo opino que por ejemplo a veces nosotros en sueños tenemos imagenes de cosas que nunca hemos visto. y las creamos nosotros mismo, entonces un ciego no puede hacer lo mmismo???
    la diferencia es que nosotros sabemos como son las cosas que vemos en nuestros sueños, mientras que un ciego aunque vea una imagen no la puede relacionar con nada ya que nunca ha visto nada.
    por otra parte el que se queda ciego desde una edad, por ejemplo 20 años pues ya tiene una vision de algo que hasta esa edad ha visto… no??

    http://www.fullcustom.es

  10. 10 Eli mayo 25, 2007 en 11:35 am

    Yo opino un mix de todos los comentarios.
    Pienso que si es ciego de nacimiento no puede recrear imágenes en la mente puesto que lo desconoce. Si un persona no ha visto nunca la tele aunque le expliquemos lo que se ve sería imposible que se hiciera una idea en imágenes, aunque pudiera hacersela asociando varias ya conocidas.
    Por otro lado si no es ciego de nacimiento podría “ver” cosas en su mente puesto que ya lo ha hecho y entra en juego el recuerdo. Al igual ocurriría en sus sueños.
    En cuanto a si tenemos cosas innatas o no me decanto más por lo que opinís que sí. Como dice Diego Klimovic tenemos la capacidad de comunicación, que aunque aprendida en lo que se refiere al lenguaje (normalmente por imitación) es innata y la usamos desde el primere día de vida; con el llanto (otra capacidad) cuando tenemos hambre por ejemplo.
    Tema muy interesante y muy debatible. De los que le gustan a Rucky;-)

  11. 11 vichy mayo 28, 2007 en 5:21 pm

    a yago me gustaría responder que tampoco se puede saber como soñamos ya que, aunque la ciencia sea mucha ciencia, esta tiene sus limitaciones. Además para conocer el “como” se ti tiene que conocer el “que”. para ser mas evidente te voy a poner un ejemplo (reconozco que algo absurdo) para hacer ver de manera sencilla esto que expongo: si a una persona le tiras una piedra este se tapara la cabeza u otro mecanismo de defensa, pero si a esta misma persona le tiras una pelota de goma espuma su respuesta no es la misma, a no ser que no sepa previamente que es de goma espuma. Con esto quiero decir que el objeto (el “que”) es algo primordial para saber el “como” se reacciona.
    Por cierto además de no creer en el innatismo tampoco creo en el cientificismo, vertiente según la cual se considera que todo puede ser explicado por la ciencia

  12. 12 beiro/ www.fullcustom.es junio 1, 2007 en 11:14 pm

    yo opino los mismo vicky, no todo se puede saber con la ciencia, o igual ellos dicen que si pero a su manera entiendes??

  13. 13 Soñadora octubre 5, 2014 en 12:52 pm

    Sé que llego muy tarde, pero no puedo dejar de dar mi opinión 😉

    Los sueños son algo complejo, incluso para los que si vemos.
    Mis sueños son muy surrealistas y vívidos. Últimamente me doy cuenta en los sueños de que estoy soñando y aprovecho para hacer lo que más me gusta, como volar.
    En un sueño explicaba a los demás que estábamos en un mundo sin materia donde podíamos, por ejemplo, despegar los dedos de las manos, cosa que les mostré separando mis dedos… (sin sangre ni guarrerías, eh)
    Pero comento esto con otras personas “videntes” y alucinan, ya que la mayoría de personas no recuerdan haber soñado, cosa que podría pasar con los ciegos…
    También sueño muchas cosas que no he visto en mi vida cotidiana, pero quizá porque tengo(como vidente) la capacidad de formar imágenes, o por la influencia del cine, a saber…
    La conclusión que saco de mis sueños es que tengo mucha imaginación, cosa que no parecen tener los invidentes….como si fuese unida visión-con-imaginación ¿? No quiero creerlo >·<
    El mundo de los sueños es muy rico, pero pocos lo tienen presente. Lo mismo podría suceder con los invidentes y así no tener mucho donde recabar.
    Interesante tema!!


  1. 1 mywebmisbaby Trackback en julio 18, 2014 en 10:06 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: